Violencia intrafamiliar: un mal latente en el Ecuador

Guayaquil, Ecuador.- La violencia intrafamiliar o violencia doméstica se refiere a los actos violentos que se producen en los hogares y que son realizados por parte de un miembro de la familia contra otro familiar. Generalmente se asocia este concepto con el maltrato o violencia contra la mujer por parte de su pareja.

Al respecto, la reciente Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género contra las Mujeres, elaborada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), destaca que en el Ecuador 6 de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia de género, y el 76% de las mujeres han vivido algún tipo de violencia por parte de su pareja o ex-pareja.

Para conocer más sobre las causas, casos y defensa de las mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar, conversamos con Loida Carriel, Presidente de la Junta Directiva de la Fundación Paz y Esperanza, entidad dedicada a ayudar a mujeres que han sufrido este tipo de abusos.

¿Cuáles son las causas principales por las que se suscitan casos de violencia intrafamiliar?

Sobre las causas de la violencia intrafamiliar, estas son diversas. Una de ellas es el asunto económico, en especial en hogares en los que el hombre gana más dinero que la mujer, cuando el hombre ejerce como un poder sobre la mujer. Otra causa es el machismo debido a la cultura en la que vivimos. Por otro lado, las estadísticas demuestran que las mujeres que viven en casa de los familiares de sus parejas sufren un 75% más de violencia en relación a los esposos que viven solos. Igualmente sucede con las mujeres divorciadas que vuelven a casarse, estas sufren más violencia que las mujeres que se casan por primera vez.

De la misma forma, mujeres que han tenido diferentes parejas y por ende diferentes hijos sufren más violencia que las que están unidas con su primera pareja y han tenido sus primeros hijos. Pero esto no quiere decir que no sufran violencia, sino que la sociedad y el machismo hacen que la vida sea más difícil para ellas, especialmente cuando el hombre es quien trabaja y mantiene el hogar. También la religión influye en ciertos casos, en particular cuando las mujeres buscan consejos y reciben como respuesta “él es tu marido y tienes que aguantar”.

¿Cuál es el porcentaje mensual de denuncias que se presentan en comisarías por violencia intrafamiliar?

En la provincia del Guayas, especialmente en la ciudad de Guayaquil, las denuncias por violencia intrafamiliar el año anterior llegaron a 19.000, incluyendo aquellas que presenta la pareja hacia quien la agrede y también las de un miembro de la familia a quien agrede. Nosotros hemos atendido casos de familias en las que el marido ha sido tan violento con la mujer que después los denunciados son los hijos que le pegan a la mamá. En cuanto a cifras, en el año 2010 se presentaron en las Comisarías de la Mujer 15.800 denuncias aproximadamente y en el 2011 estas subieron a 19.000, es decir se incrementaron los casos.

¿Por qué la mujer no se atreve a denunciar este delito? ¿Cuáles suelen ser los motivos?

Hay varios motivos. Uno es la creencia religiosa; hay sacerdotes y pastores que dicen “no lo puedes hacer porque es tu marido” y lo dice una persona que dirige una organización cristiana. Muchas de las denuncias que recibimos aquí son de mujeres cristianas que han tenido que pasar un montón de escollos. Han tenido que subir demasiados escalones para recién venir acá, ya que la vida de ellas está en riesgo. Otro motivo es la parte es económica, quizás desde pequeñas se nos ha educado, claro no a todas, que el varón es el proveedor de la casa y que culturalmente la mujer es la que tiene que estar en la casa. Que solo sirve para ser mamá y que se olvide de la parte de ser mujer.

Otra de las causas es la parte social, aunque ahora se da menos. La idea de que si una mujer es divorciada, es una mujer mucho más fácil. También hay casos en los que la excusa es que se mantienen juntos por el bien de los hijos, lo cual es una mentira. Existen hogares que son un infierno y que los propios hijos dicen que mejor se hubieran separado para no llegar a otras consecuencias.

¿Qué servicios ofrece la organización para ayudar a la mujer en estos casos?

Nosotros somos una organización que funciona en Ecuador desde Julio del 2009 pero internacionalmente llevamos más de 20 años de experiencia. Actualmente ofrecemos nuestros servicios de manera gratuita. Brindamos atención legal, rehabilitación emocional, también complemento espiritual y en ocasiones la parte social. No solo a mujeres que han sufrido violencia intrafamiliar, sino también a niños que han sufrido de abuso sexual. Acompañamos a las mujeres a la Comisaría de la Mujer pero más en los casos que se convierten en intento de asesinato, donde no se trata de una lesión leve sino de gravedad que hace que estos casos se deban llevar a la Corte de Justicia.

Una mujer que ha sufrido violencia intrafamiliar, ¿dónde debe acudir y cuál es el proceso que debe seguir para precautelar sus derechos?

Todo depende del grado de violencia que ha sufrido. Cuando se trata de violencia que inhabilita a la persona por muchos días eso ya es intento de asesinato y ahí cambia la figura de dónde deben de ir. Todo tipo de violencia es terrible, solamente que aquí tenemos diferenciación; todavía en nuestro país en el Código Penal no está incluida la figura de feminicidio o femicidio como un delito.

El maltrato psicológico no es el que golpea a la persona físicamente, sino que golpea a su cerebro, golpea el autoestima. Es el tipo de maltrato que va contra la dignidad. El maltrato físico es el que es visible y que a veces trata de ser invisible al tratarse de golpes en la parte del tronco del cuerpo. Este maltrato es el que se hace con las manos o con lo primero que tenga al alcance el agresor. Y por último, está el maltrato sexual o violación, cuando se obliga a la persona a tener una relación sexual.

Por lo general en estos casos se debe acudir a la Comisaría de la Mujer, allí le entregarán a la persona afectada una serie de papeles, cada uno de ellos importante. El primero es el Examen Médico Legista, el cual incluye una dirección donde deben dirigirse para este examen. También la Boleta de Auxilio, que deben tener siempre a la mano. Además un papel de conciliación, que se no refiere a reconciliación con la pareja sino más bien a lo que a futuro va a suceder, qué es lo va a pasar después, por ejemplo en el caso de los hijos estos siempre se quedarán con la madre; no se los pueden quitar por violencia.

Finalmente, ¿qué consejo le daría a la mujer cuando en su entorno familiar se presenta el primer indicio de violencia intrafamiliar?

Tener claro que eso no es amor; el amor no mata, no tortura, el amor no lastima a los demás. Lo peor que puede hacer una mujer es acostumbrarse a ese círculo de violencia pensando que la próxima vez la pareja va a cambiar. Por lo general un hombre que violenta es aquel que ha crecido en un lugar así y piensa que es lo más normal. Si no recibe tratamiento o ayuda psicológica nunca va a poder cambiar.

Comments
  1. Valeria Carcache
  2. Eduardo Reyes
  3. Maité Reinoso
  4. Santiago González
  5. paola zambrano
  6. KARINA
  7. Mariana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *